Importancia del masaje deportivo

El masaje deportivo es una de las técnicas que utilizamos los fisioterapeutas para tratar a aquellas personas que en mayor o menor medida realizan una actividad deportiva de carga media o intensa  que les genera una sobrecarga muscular.

¿Qué es el masaje deportivo?

El masaje deportivo es una técnica de terapia manual. Se utilizan diferentes maniobras como son el amasamiento muscular, las vibraciones, fricciones, etc. de manera más o menos intensa o profunda para conseguir unos beneficios sobre la musculatura y tejido blando del deportista.

Beneficios del masaje deportivo:

Gracias al masaje deportivo se consigue un aumento del aporte sanguíneo y mejora de la vascularización a los tejidos, tiene un efecto drenante que ayuda a la eliminación de los catabolitos ( sustancias de desecho que producen las células musculares tras el ejercicio), reduce o elimina los calambres o espasmos musculares, previene lesiones musculo-tendinosas, regulariza el tono muscular, reduce las mialgias (dolor muscular) , elimina adherencias y fibrosis que se producen tras una elevada carga de trabajo muscular y además se reduce la fatiga  muscular.

Masaje deportivo

¿Cuándo realizar masaje deportivo?

El tiempo que transcurre entre una sesión de masaje deportivo y la siguiente varía según el deportista y su carga de trabajo. Esto depende del nivel de entrenamiento y el numero de días a la semana que entrene.

Así, un  deportista de alta competición,  probablemente necesite realizar un masaje deportivo una vez a la semana. Una persona que realiza deporte de manera intensa  y diaria, pero sin llegar al nivel profesional, necesitara un masaje cada 2 ó 3 semanas. Y un deportista que entrena unas tres veces en semana necesitará un masaje de descarga muscular una vez al mes o cada mes y medio. No obstante, esto es un dato orientativo, siempre será tu fisioterapeuta haciendo una valoración individual, quien decida cuál será la pauta para realizar el masaje deportivo.

El masaje de descarga muscular se realizará el día que el deportista tenga descanso. O bien, en caso de no tener descanso, el día que tenga menor carga de trabajo durante el entreno. Lo adecuado, tras la sesión de masaje de descarga muscular, es dejar un día de descanso o si no es posible, hacer algún ejercicio mas suave y de menos impacto.

Además del masaje deportivo que se realiza durante el periodo de entrenamiento, diferenciamos entre el masaje pre-competición y post-competición.

Masaje deportivo pre-competición: Se realiza al menos dos o tres días antes de la competición. Este masaje es algo menos profundo y más rápido que el masaje deportivo de descarga que se realiza durante el proceso de preparación física del deportista. El objetivo es activar la musculatura y relajarla sin disminuir su tono muscular demasiado. Es importante realizar masaje deportivo de descarga durante la preparación del deportista, de lo contrario no será adecuado realizar un masaje pre-competición.

Masaje deportivo post-competición: NO es aconsejable realizar un masaje de descarga muscular intenso justo después de la competición. En este momento la musculatura está inflamada, pueden existir pequeñas micro-lesiones musculares y la musculatura estará dolorida. Si se realiza un masaje deportivo de intensidad elevada, no se conseguirán los beneficios deseados. Incluso puede ser perjudicial.

Sin embargo, justo después de la competición o al día siguiente, SI es aconsejable realizar un masaje suave con crioterapia (hielo). Este masaje tendrá un efecto drenante y anti-inflamatorio  y el deportista se recuperará antes del esfuerzo.

En Monica Fisioterapia apostamos por el tratamiento fisioterápico de calidad, evaluando de manera individual a cada uno de nuestros pacientes. Concretando las sesiones de masaje deportivo en función de la carga muscular que el deportista somete a sus músculos. Para realizar ejercicio físico de manera responsable, acude al fisioterapeuta regularmente y previene la aparición de lesiones musculo-esqueléticas además de conseguir aumentar tu rendimiento deportivo.